miércoles, 15 de febrero de 2017

Taller de escritura creativa

Hola, 


Hace ya algunos días tenía pendiente compartir contigo el sobre el taller de escritura creativa que estamos haciendo en casa. Lo está desarrollando Flor, una mamá de Monterrey que también hace homeschool con sus hijos. Ahorita el taller está en etapa de desarrollo por lo que es una prueba piloto. Aquí te dejo el temario para que lo puedas revisar. 

Hasta ahorita hemos hecho el capítulo 1 y ha sido una experiencia muy agradable. Me ha sorprendido ver que mis hijos son mucho más creativos de lo que pensaba. Han disfrutado los ejercicios, incluso se unen los pequeños porque ha sido como un juego. 

Cuando mi hija mayor lo inició pensé que iba a ser la única interesada, pero en la mayoría de los ejercicios han participado todos. El único que si hizo ella sola fue el cuento de una sola vocal. Ese ejercicio en especial me sorprendió porque pensé que nada mas iba a hacer un renglón con mucho esfuerzo. Sin embargo, al final, hizo una pequeña historia y, como muchas veces, hasta música le puso. Ese día nos cantó su cuento toda la tarde. Estaba muy orgullosa de su trabajo. Lo que al principio resultó un reto difícil de superar, al final del día estuvo más que superado. Te dejo aquí el texto de su cuento de una sola vocal: 

Clara:¿Ana, amas a mamá?
Ana: Ajá 
Clara: A trabajar. Ana, paga la lana, saca la caja, agarra la lana, agarra la pala, apaga la campana, sana a la vaca, para a Marta, mata a la araña, haz trabajar a la vaca. Raja la manzana, paja la naranja, para a papá, raja la papa, atrapa a la rata, mata a la rata, lava las sábanas, atrapa a la rata, saca a la gata, baña a la gata, baña a la rata, baña a Marta, vayan a la playa.  
Marta: Ana nada, Ana para, Ana nada para nada, Ana va a la sala, llama a la dama. Acá van a la cama. 

Otra de las ventajas de hacer este taller en casa, es que tengo la libertad de adaptar las actividades para los pequeños. Por ejemplo, para la actividad 3, el dado de las palabras, yo les hice los dados a mis hijos. Pero como tengo hijos que leen y otros que no leen, pues hice dados de dibujos y otros de palabras. En los de palabras puse 3 palabras por lado, esto fue con el objetivo de hacer más poquitos dados. Tenemos un dado en casa que está numerado de uno a 3. Así los grandes echaban este dado y tomaban la palabra del numero que les había salido. Esto me ahorró tiempo y ellos tuvieron más palabras para poder hacer su cuento de dados. Los dados de dibujos hice de algunos temas: lugares, partes del cuerpo, comida, colores, animales y algunos objetos. Unos dados si los separé por temas y otros traen temas varios. Fue muy divertido y emocionante para mi verlos echarle ganas a sus cuentos y estar emocionados haciendo sus historias. 

Para mi, ha sido una maravilla tener acceso a oportunidades como estas en la comodidad (o relajo) de mi hogar. Si estuviera limitada a tener que tomar cursos presenciales, serían muy pocas las cosas que podría aprovechar, pues, la verdad, es que salir con todos los niños ya me desgasta mucho y no rendiría nada. Doy gracias a Dios que contamos con la tecnología para poder tomar cursos a distancia. 

Te animo a que aproveches y apoyes a Flor. El taller está en etapa de desarrollo por lo que lo tiene a mitad de precio. A ella le sirve para mejorar el taller con tus sugerencias y observaciones y tú tienes el beneficio de que tu hijo cuente con su asesoría en los ejercicios. Para mi, ha sido muy grato hacer las actividades con mis hijos. 

Si quieres conocer más de Flor, la creadora de este taller, puedes seguir su página en www.facebook.com/FamiliaBibliofila o pedir informes del taller en fgma.m83@gmail.com

Me queda pendiente compartir contigo lo del cálculo mental. Es una página que les ayuda a los niños a mejorar su habilidad con las operaciones básicas. Pero eso ya será en la próxima entrada. 


Bendecido día.