miércoles, 5 de octubre de 2016

Frase 008


Una buena amiga, mamá homeschooler, dice que cuando en casa rezan el Rosario, leen la vida del santo del día, van a Misa y hacen su oración personal, ya siente que el día estuvo cumplido. Las materias académicas se van dando por sí solas. Es una buena manera de recordar que Dios nos hizo para ser felices, para llegar a pasar la eternidad con Él. 

La fe viene por los papás, esperar que la escuela o el catecismo semanal sea la principal fuente para que nuestros hijos se acerquen a Dios, es como pensar que darles de comer una vez a la semana es suficiente. Retomemos nuestro papel como papás y ocupémonos de guiar a nuestros hijos a la santidad, para poder gozar juntos de la presencia de Dios por toda la eternidad. El homeschool nos brinda la excelente oportunidad de pasar con ellos todo el día, para poder cuidar su alma y corazón. 


¡Ánimo, el Cielo nos espera!