viernes, 19 de agosto de 2016

Clase de artistas con hijos de diferentes edades
















Hace poco compartí por Facebook un ejemplo de narración de historia a diferentes edades. Por si no la viste, te dejo aquí otro ejemplo de narración, pero ahora de ciencias.
  • 3 años: Me gustó que hice un monito con imanes, con piecitos, con pancita, con boquita, con ojitos.
  • 4.5 años: Que los imanes se pagaban en el metal y en otras cosas no.
  • 6.5 años:  Que los imanes se pegan con el hierro por eso con muchos refris parece que afuera tienen plástico y se puede pegar porque adentro tienen hierro. No se pega con la plata, con el oro. El acero tiene muchos metales, pero más hierro que todo. Y los imanes los tienes que pegar sur con norte, si los pegas norte con norte no van a pegar. Tampoco si los pegas sur con sur. Y no se pegan con el plástico, la madera, la cera, el papel, la tela.
  • 9 años: El imán tiene un norte y un sur. El norte y norte no se pegan, se separan o el sur y el sur. Y el norte y sur se juntan. Los imanes no pegan con la madera, el plástico, con la cera y tampoco pegan con unos metales. Todos los imanes pegan en el fierro.
  • 10 años: Los imanes solo pegan en acero o en hierro. El acero es hierro combinado con otros metales. Y eso lo usan para separar las máquinas. El norte y el sur son como dos imanes, si pones norte y sur se acercan, pero si pones sur y sur se alejan, o norte y norte.

Como ves, cada uno retiene diferente nivel y detalle de información, sin embargo, todos ven el mismo tema y hablan de lo mismo, en los juegos, por lo que siguen aprendiendo.

En esta ocasión quiero compartir contigo algunos ejemplos de clase de apreciación del arte que llevamos con Nobis Pacem. El objetivo de ver artistas y sus obras principales es que aprendan a apreciar lo bello y a ser observadores. Esto se refleja en el trabajo que hacen al final de la clase de copiar una de las obras del artista. Ellos tienen el original y van tratando de duplicarlo en una hoja que trae la pintura en escala de grises. Observan los colores, texturas, elementos y todo lo que les parezca relevante para poder hacer un buen trabajo.

Las fotos que anexo son del ciclo pasado, en el que estudiamos a Cezanne, Van Gogh y Rousseau. En general, es una clase que disfrutan mucho. Generalmente lo hacen en dos sesiones para que no se les haga pesado, pero hay ocasiones en que no se sienten inspirados y ni en dos sesiones terminan la obra. Yo decido no presionarlos siempre a que terminen, con el objetivo de no hacer tediosa la clase. Puede ser que una obra no les inspire o que esa semana de plano no despierte el artista que llevan dentro. Todo se soluciona dejando que empiecen con nuevo ánimo la siguiente semana.